Los bloqueadores de los canales de calcio y el losartán se asocian con menor riesgo de contraer gota en pacientes hipertensos

Los fármacos antihipertensivos o bien aumentan los niveles séricos de ácido úrico (por ejemplo, diuréticos, bloqueadores beta) o disminuiyen los niveles séricos de ácido úrico (por ejemplo, antagonistas del calcio, losartán). Una asociación entre los diuréticos tiazídicos y la gota es ampliamente aceptada, pero si otras clases de drogas pueden subir o bajar el riesgo de padecer gota no está claro aún. En este estudio caso-control, los investigadores determinaron la asociación entre el uso de fármacos antihipertensivos y el riesgo de incidencia para la gota en pacientes con hipertensión.
Cerca de 25.000 adultos (rango de edad, 20-79) con incidencia de gota fueron emparejados con 50.000 controles. Después de los ajustes de varios posibles factores de confusión (por ejemplo, edad, sexo, índice de masa corporal, consumo de alcohol), el riesgo para la incidencia de gota fue significativamente menor entre los pacientes hipertensos que estaban utilizando los bloqueadores de canales del calcio (Riesgo Relativo: 0,9) y losartán (Riesgo Relativo, 0,8), pero elevada entre los que tomaban diuréticos (Riesgo Relativo = 2,4), bloqueadores beta (Riesgo Relativo = 1,5), la enzima convertidora de angiotensina (IECA) (Riesgo Relativo = 1,2), y bloqueadores de receptores de la angiotensina -no losartán- (ARA-bloqueadores, Riesgo Relativo, 1,3). Se obtuvieron resultados similares para las personas sin hipertensión que tomaban estos medicamentos. Cabe destacar que el uso prolongado de bloqueadores de los canales de calcio y losartán se asoció con un riesgo progresivamente menor para desarrollar gota.
Interpretación: De acuerdo con sus efectos sobre los niveles séricos de ácido úrico, los bloqueadores de los canales de calcio y el losartán se asoció con un menor riesgo de incidencia de gota, mientras que los diuréticos, bloqueadores beta, inhibidores de la ECA y los ARA II no losartán se asociaron con un mayor riesgo de gota. Estos resultados son relevantes, dado que la hipertensión es en sí misma un factor de riesgo para la gota, y muchos pacientes con gota tienen hipertensión

.

Esta entrada fue publicada en Estudios Farmacologicos y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s