La diferencia entre la PAS de los brazos se correlaciona con la enfermedad vascular y su mortalidad

La enfermedad vascular periférica (EVP) es generalmente asintomática. Se puede detectar de manera no invasiva mediante el índice tobillo-brazo, pero las diferencias en la presión arterial sistólica (PAS) entre los brazos también puede reflejar una enfermedad vascular periférica. Algunas directrices recomiendan comprobar la presión arterial sistólica en ambos brazos, pero los médicos pocas veces lo hacen regularmente.
Para determinar el valor diagnóstico y predictivo de una diferencia en la PAS entre los brazos, los investigadores británicos realizaron un meta-análisis de 20 estudios en los que las diferencias de la PAS entre los brazos de los pacientes se correclacionan con la enfermedad vascular concomitante (detectado de manera invasiva o no invasiva) o la mortalidad en el futuro. En los estudios donde se utilizo la angiografía, la diferencia entre la PAS de cada brazo fue de 10 mm Hg y se asoció fuertemente con una concomitante estenosis de la subclavia (razón de riesgo, 8,8). En los estudios no invasivos, una diferencia de 15 mmHg se asoció significativamente con enfermedad vascular periférica (Razón de Riesgo = 2,5; sensibilidad, 15%, especificidad 96%), enfermedad cerebrovascular preexistente (RR, 1,6; la sensibilidad, el 8%, especificidad 93%), elevada mortalidad cardiovascular (peligro de riesgo, 1,7), y elevada mortalidad para todas las causas (peligro de riesgo, 1,6).

Interpretacion: La mayoría de los estudios revisados aquí, incluyeron a pacientes que ya presentaban alto riesgo de enfermedad vascular, aunque los estudios realizados en poblaciones de menor riesgo produjeron resultados similares. Un obstáculo en la parte práctica para la interpretación de la diferencia entre el PAS de cada brazo es la importancia de la técnica de medición: Los efectos de bata blanca pueden producir diferencias de 15 mm cuando la medición se repite incluso en el mismo brazo en un minuto o dos, y pocos clínicos pueden fácilmente alcanzar el estándar de oro de la medición repetida simultánea en dos brazos. Por último, no está claro si la medición bilateral medición de la PA se suma de forma independiente a la predicción de riesgo cuando es ajustada por otros factores de riesgo (no se estudio en este análisis), y si los beneficios de la medición bilateral de rutina superan los daños potenciales (por ejemplo, de procedimientos invasivos vasculares en personas asintomáticas).

Fuente de información:

  • Bruce Soloway, MD, médico de familia certificado por la junta que ha practicado y enseñado medicina familiar en el sur del Bronx, medicina ambulatoria e intrahospitalaria desde 1988.
  • Clark CE et al. Asociación de la diferencia en la presión arterial sistólica entre los brazos con la enfermedad vascular y su mortalidad: una revisión sistemática y meta-análisis. Lancet 2012 30 de enero. (http://dx.doi.org/10.1016/S0140-6736(11)61710-8)
Esta entrada fue publicada en Avances Medicos, Temas y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s