La vitamina D y la radiación UVB: ¿Que tanto son necesarias?

Adecuados niveles de vitamina D son necesarios para la salud ósea y pueden prevenir una variedad de enfermedades. Muchas personas son capaces de mantener adecuadas concentraciones circulantes de esta importante molécula durante el verano, cuando los rayos ambientales ultravioletas B (UVB) de la luz solar son mayores. Sin embargo, durante los meses de invierno, cuando los rayos UVB se encuentra en su punto más bajo, los niveles de Vitamina D pueden caer precipitadamente, sobre todo en regiones alejadas del Ecuador. Para la mayoría, la deficiencia de vitamina D puede ser controlada por la administración de suplementos. Sin embargo, los tratamientos UVB supervisados por un medico se han recomendado como un método terapéutico alternativo (véase JW Dermatol May 7 2010).
Los investigadores en Dinamarca evaluaron la cantidad de UVB artificial necesaria para mantener las concentraciones de vitamina D durante el verano. Cada 1, 2 ó 4 semanas durante un período de 16 semanas entre octubre y febrero, 55 pacientes recibieron una dosis estándar eritema (equivalente a 10 minutos del mediodía de verano, de exposición al sol) en cerca del 88% de la superficie corporal total con una fuente de luz UVB de banda ancha; un grupo control no recibió UVB.
Los UVB administrados cada 2 semanas era suficiente para mantener los niveles de vitamina D durante el verano. Pequeños cambios se observaron en los pacientes con concentraciones más altas de vitamina D al inicio del estudio y en sujetos de más edad, y mayores cambios se observaron en los de mayor índice de masa corporal y de superficie total corporal.
Interpretación: Para las personas resistentes o que no pueden tomar suplementos, la exposición a los rayos ultravioleta B cada 2 semanas, puede ser un método alternativo para mantener los niveles de vitamina D de verano durante el invierno. Los UVB de banda estrecha podrían ser una opción mejor que los UVB de banda ancha utilizada en este estudio, ya que puede tener menos efectos negativos a largo plazo. Es importante destacar que las camas de bronceado no emiten las longitudes de onda adecuadas y se han relacionado con el melanoma y los cánceres de piel (no melanoma). El aumento de exposición a rayos UV no es necesariamente más saludable, niveles de referencia más altos de vitamina D se han correlacionado con menores incrementos en las concentraciones de vitamina D.

Fuente de información.

  • Craig Elmets A., MD, es Director del Departamento de Dermatología y Director del Centro de Investigación de Enfermedades de la piel en la Universidad de Alabama, la Facultad de Medicina, de Birmingham.
  • Bogh MKB et al. Una pequeña dosis de UVB suberythemal cada dos semanas es suficiente para mantener los niveles de vitamina D de verano: un ensayo controlado aleatorio. Br J Dermatol 2011 Oct 20. (http://dx.doi.org/10.1111/j.1365-2133.2011.10697.x)
Esta entrada fue publicada en Avances Medicos y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s